Vino al mundo para seducir y ser venerada. No entiende la vida sin el erotismo de la belleza, ni el amor con el corsé de sexos. El humano fue creado para amar, y ella ha amado infinitamente.