La Costa del Sol enamora por su cielo de tardes azules con noches estrelladas y por su costa de arena gruesa y bruna, como los cabellos de la mujer nazarí, bañada por las aguas tranquilas y limpias del Mediterráneo. Atesorar el nombre de “costa del sol” tiene implícito un compromiso con todo aquellos que, de cualquier parte del planeta y de cualquier posición social, la elige como el lugar para pasar los felices días de vacaciones: Ofrecer casi 3000 horas de Sol y una temperatura media anual de 18,5 datos confirmados por un estudio publicado por la web de información meteorológica, eltiempo.es.