¿A qué se deben el nombre de estas famosas marcas mundiales?

  • IKEA: La palabra de IKEA está compuesta por las iniciales de su fundador, el sueco Ingvar Kamprad, unidas a la de la granja donde se crió, Elmtaryd, y la de su parroquia, Agunnaryd.
  • Yahoo!:Proviene del nombre de unos personajes que aparecen en el libro ‘Los viajes de Gulliver’: los Yahoos. La elección se debió a que es así como el padre de uno de sus cofundadores se dirigía a su hijo y a su amigo debido a la naturaleza inquieta y traviesa de ambos.
  • WhatsApp: Los creadores de la mayor aplicación de mensajería instantánea del mundo decidieron no complicarse en exceso, puesto que WhatsApp procede de la expresión ‘What’s up?’ (¿Qué pasa?). Sencillo y claro.
  • Haribo: Su creador, Hans Riegel, ‘copió’ la estrategia de naming del fundador de IKEA. A las dos primeras letras de su nombre, les añadió las otras dos primeras de la ciudad donde se instalaría la primera fábrica de HARIBO, Bonn.
  • Google: Procede del término matemático Googol, que se ideó en los años treinta y que que se utiliza para designar a un número formado por 1 seguido de 100 ceros.
  • Zara: El nombre que Amancio Ortega ideó para su hoy exitosa marca de ropa fue en un principio el de Zorba, en honor a la película Zorba, el griego. Sin embargo, este nombre ya lo poseía una cafetería de La Coruña. Un juego de palabras le llevo a dar finalmente con el nombre de ZARA.
  • H&M: La firma sueca comenzó a comercializar ropa con el nombre de Hennes (”para ella”, en sueco). Más tarde, adquirió el local de una tienda llamada Mauritz Widforss. Aquí se comenzó a vender ropa para hombre, y fue cuando la marca adoptó el nombre de Hennes & Mauritz (H&M).
  • Lego: Los fundadores querían que los niños disfrutaran jugando con sus piezas. Por ello, su nombre se debe a una abreviatura de las palabras danesas ‘leg godt’ (‘jugar bien’).
  • Bimba y Lola: Es una alusión a los nombres de los dos perros que tenían sus fundadoras (sobrinas de Adolfo Domínguez), Mará y Uxía Domínguez.
  • Häagen-Dazs: No, Häagen-Dazs no son los apellidos de sus fundadores ni ciudades con un significado especial para ellos. Por muy raro que parezca, son palabras que carecen de sentido pero que evocan un significado ‘escandinavo’ y ‘europeo’ (que era lo que se pretendía).