Julio de la Fuente, director del cortometraje La cara del diablo, en el que la periodista Maria Patiño hizo su debut cinematográfico junto a su pareja Ricardo Rodríguez,  nos cuenta algunos secretos del rodaje tras haber sido recientemente seleccionado como uno de los nominados a los Premios del Movie Screen Festival de Los Ángeles (EEUU).

Durante más de 15 años en televisión, poniendo voz a las “noticias más rosas” del panorama nacional e internacional, con su peculiar personalidad (apasionada y valiente) María Patiño ha informado y entretenido a la audiencia. En 2015, la periodista y presentadora, se propuso dar un paso más allá frente a la televisión para adentrarse en el fascinante mundo del séptimo arte. Su debut en el cine lo hace con la doble responsabilidad de trabajar junto a grandes actores españoles y el reto de relatar, a través de un cortometraje, una de las situaciones más desagradables a la par que, por desgracia, actuales: la violencia en el ámbito familiar.

De la Fuente, conocido como “el director de las emociones”, dirige, además de como guionista y productor, el cortometraje La cara del diablo, la obra cinematográfica que ha permitido el debut (sin contar los cameos que ha hecho en series y películas) de la periodista.

La opinión del director

La trama sucede en Pola de Somiedo (Asturias), durante 1958, donde vivía el matrimonio de conveniencia que formaban María y Ramón junto a los hijos de ambos. María quería a Ramón, pero él no podía decir lo mismo hacía María. El tiempo será un juez implacable en las consecuencias de ese matrimonio, a través de los actos de Ramón.
Nos ponemos en contacto con el director asturiano, para que nos cuente, de primera mano, los secretos del rodaje.

¿Cómo surgió la idea de la participación de María Patiño en un cortometraje dirigido por usted?
Fue ella quien me lo propuso durante un café en el rodaje de Te presto mi voz donde su pareja, Ricardo Rodríguez, formaba parte del elenco de actores. Me animó su seguridad y entusiasmo para hacer su debut en cine. Allí mismo hicimos un contrato de palabra y debo decir que todo salió tal y como acordamos.

¿Qué esconde La cara del diablo?
Es una denuncia a la violencia de género hacia las mujeres en una época donde la cultura las “obligaba” a soportar en silencio el maltrato. Debo decir que María fue muy valiente ea la hora de aceptar este papel, tanto por tratarse de una historia como esta como por el gran elenco de actores con los que compartió escena.

Como define Julio, “este cortometraje es una maravillosa obra coral con importantes intérpretes, donde María Patiño no ha desafinado. Ha sido doblemente una mujer muy valiente al aceptar este reto: por una cuestión interpretativa al ser este su primer trabajo como actriz y por los prejuicios que el espectador pueda tener a la hora de valorar su trabajo. Y también, por qué no decirlo, a la hora de valorar la cinta sin ni tan siquiera haberla visto”.

¿Qué aspectos técnicos resaltaría sobre el cortometraje?
Este cortometraje cuenta con una de las mejores fotografías que he visto en mucho tiempo. Los actores se impregnaron de una atmósfera que hace que las escenas, muy duras de por sí, estén cargadas con todo el dramatismo.

Y lo más importante, ¿dónde podemos verlo?
La distribuyo con mucho cariño. No quiero subirlo a las Redes Sociales y que la gente lo consuma como si nada, ya no solo por la calidad en todos los aspectos, sino también por toda la historia que relata uno de los problemas sociales que está arraigado en nuestra sociedad, sin que nadie tenga la solución para erradicarlo

Para María Patiño, además de compartir camerino con su pareja, el actor Ricardo Rodríguez, con la que mantiene una relación de más de 12 años, también supuso un reto el hecho de codearse entre un reparto de gran renombre, como por ejemplo, Guillermo Estrella (joven actor interpretó a Mateo, hijo de Javier Bardem, en la doble nominada a los  Oscar Biutiful, Carlota García (actriz de la exitosa serie El Internado) o el veterano actor malagueño Lucio Romero.

18 nominaciones en premios de prestigio nacional e internacional, así como el premio Premio AMAS (España) a la Mejor banda sonora original, avalan el extraordinario trabajo que se esconde tras “La cara del diablo”.

Aquí os dejamos algunas fotos durante el rodaje, además del tráiler del cortometraje: