El bailarín participa como jurado en Bailando con las estrellas, programa que se emite en TVE1 con muy mala audiencia.

Durante la gala del martes 29 de mayo, aprovechando que Mónica Moreno, su actual pareja y futura madre de su segundo hijo, el bailarín cordobés ofreció una exclusiva que cogió por sorpresa a todos sus compañeros de programa y a la audiencia: “Esto es una exclusiva aquí en España y luego lo será en el resto del mundo… ¡Voy a ser papá! Estoy muy feliz y quería compartirlo con todos vosotros.”

En esta ocasión Joaquín Cortés, dando esta exclusiva, no ha renegado de ser el padre de la criatura, afrontando con orgullo y responsabilidad el verdadero significado de traer un hijo al mundo.

Una sentencia del 2009 obligó al artista a reconocer al niño de Cathie Asumu, la que fuera su manager y con la que mantuvo una relación más que profesional. Samuel, como se llama el hijo de Joaquín Cortés y Cathie Asumu, que este año cumple diez años y, según nos informan nuestras fuentes, no conoce personalmente al hombre que un día su madre amó y que una sentencia judicial reconoce que es su padre.

Ni un euro para su hijo de 10 años, Samuel. Según nuestras fuentes, el ahora feliz padre Joaquín Cortes, no solo se negó a reconocer al pequeño Samuel Pedraja Martinez, sino que nunca ha ejercido de padre y adeuda una importante cantidad en manutención que supera los 30.000€. Según nos informan, Joaquín Cortés no paga la manutención de su primogénito porque se declara insolvente. No sabemos si las malas audiencias de Bailando con las estrellas está pesando en la economía del artista cordobés.

Quizás, Cortés ha aprendido la lección de no disfrutar de su pequeño y quiere vivir lo que no ha querido experimentar con el hijo que tuvo con la que fuera su asistente personal y luego manager despidiendo nada más saber que estaba embarazada de él.