Cuando decidimos ver una película, y esta es buena, nos encontramos tan inmersos en la trama o en sus cuidadas escenas y efectos especiales que nuestro ojo no ve más allá de lo que aparece en la pantalla. En ocasiones, porque no se sabe qué hay detrás de las cámaras o el guión, y en otras, porque la historia nos envuelve tanto que no imaginamos cómo se han podido grabar ciertas tomas.

Por tanto, os vamos a hacer un breve recorrido por algunas de las películas más célebres para ‘destripar’ algunas curiosidades y anécdotas (muchas conocidas, otras no tanto) que provocarán que la próxima vez que visualices algunos de esto films, te acaben gustando el doble.

Por cierto, ¡cuidado con los spoilers!

El Padrino (1972)

¿Recuerdas la gata que acaricia Vito Corleone al principio de la película sentado en su despacho? Fue una escena totalmente improvisada, puesto que el felino no estaba incluido en el guion: fue encontrado en el set de rodaje y Marlon Brando pensó que sería original adoptarla como mascota para esa secuencia.

el_padrino_curiosidades

 

El club de la lucha (1999)

Al tiempo de conocer a Tyler Durden (Brad Pitt), el protagonista (Edward Norton) asegura que éste se dedica a introducir escenas de genitales masculinos en las películas que proyectan en el cine. Curiosamente, el propio Darden ‘se cuela’ en la propia película hasta cuatro veces momentos antes de que ambos acaben conociéndose.

El Caballero Oscuro (2008)

La magistral interpretación de Heath Ledger para el Joker no fue casualidad. A las numerosas escenas de improvisación que aporto el actor, se suma una preparación exhaustiva encaminada a la introspección del personaje. Ledger pasó un mes y medio encerrado en un motel para adentrarse en la psicología del antagonista de Batman, ensayando gestos y tono de voz.

el_caballero_oscuro_curiosidades

Pulp Fiction (1994)

¿Que escondía el famoso maletín que Vincent y Jules recogen? La realidad es que sólo había en él un par de bombillas y de pilas (de ahí la luz que emitía al abrirlo). Sin embargo, según palabras del propio Tarantino: “en el maletín había aquello que el espectador esperase encontrar” (esto se conoce en el cine como MacGuffin).

El silencio de los corderos (1991)

Nunca una aparición tan escueta llegó a tener una mayor recompensa en el mundo cinematográfico. Anthony Hopkins se llevó el Oscar al Mejor Actor gracias a su interpretación en esta aclamada película de suspense. Únicamente le bastaron unos dieciséis minutos (la película dura unos ciento dieciocho) para demostrar todo su arsenal dramático.

El renacido (2015)

DiCaprio no lo ha tenido fácil para acabar logrando su tan ansiado Oscar. Tras cuatro intentos fallidos, a la quinta llegó la vencida. Pero no todo fue un camino de rosas: en la película que le galardonó tuvo que someterse a temperaturas extremas, introducirse dentro de cadáveres de animales e incluso comer hígado crudo de bisonte (siendo él vegetariano).

el_renacido_curiosidades

Se7en (1995)

La trama de suspense y policíaca en busca del asesino de los pecados capitales tuvo a este tan guardado bajo llave que ni siquiera aparece en los créditos iniciales, en los trailers ni tampoco en las críticas. Para descubrir al asesino, que no era otro que el genial Kevin Spacey, había que ver la película. Sin duda, una buena manera de mantener el misterio y atraer al público.