“Las estadísticas están para romperlas”. Sí, es cierto. Pero ¿y los records? ¿También están para romperse? Algunos puede que sean casi imposibles de superar. Y más que nada, porque aquellos que rompieron las barreras en sus disciplinas podrían ser considerados unos auténticos ‘fueras de serie’. A continuación, os mostramos algunos de los que pueden parecer inalcanzables para el resto de los mortales.

Usain Bolt es apodado el ‘Hijo del Viento’ por una sencilla razón: no hay nadie más rápido que él, ni que haya pulverizado todos los records que ha conseguido romper. Siempre le acompañará su 9’58 s. en los 100 metros lisos y sus 19,19 segundos en la prueba de 200, ambos records cosechados en 2009 ¿Quién será capaz de plantarle cara al mejor atleta de todos los tiempos? Sin embargo, su despedida no fue tan dulce como el resto de su carrera. En Agosto de 2017, durante el Mundial de Londres, donde corrió su última tramo. Una lesión en la prueba de relevo 4×100 (lo que le supuso no entrar en el podio ni acabar la carrera) dejó una imagen para el recuerdo: la de un desolado Bolt tirado en el suelo, cerciorándose, quizá, de que él también es humano.

Michael Phelps ostenta, además de varios records dentro del agua, también fuera de ella. Actualmente es el deportista con más medallas olímpicas de toda la historia con un total de 28, siendo 23 de ellas de oro. Muy lejos queda la segunda deportista en el medallero, la soviética Larisa Latynina con 18 (9 de oro). Parece complicado dar caza a las cifras del ‘Tiburón’.

En marzo de 1962, Wilt Chamberlain logró anotar la increíble cifra de 100 puntos durante el partido que enfrentó a su equipo, los Philadelphia Warriors, frente los New York Knicks. Nadie ha conseguido hasta el momento superar dicha anotación. A esta hazaña sólo se acercó Kobe Bryant, cuando en 2006 anotó 81 puntos ante los Raptors. Chamberlain es, además, el jugador que más records de la NBA posee, con 71.

En el fútbol actual los records se siguen superando día tras día. El principal motivo de ello es la coincidencia en el tiempo de dos grandes figuras futbolísticas como son Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Sus carreras avanzan a golpe de romper estadísticas. Pero en este caso, es el primero el que tiene uno de los records más difíciles de volver a superar e incluso intentar alcanzar: 91 goles en un año natural (concretamente, en 2012). Una cifra estratosférica que sirvió para superar los 85 goles que Gerd Müller había marcado 40 años atrás.

Rafael Nadal se convirtió en 2014 en el tenista masculino que más veces ha ganado un mismo Grand Slam, coronándose, hasta la fecha, como campeón de Roland Garros por décima vez en su carrera y demostrando así su supremacía en tierra batida. Este logro es compartido con la sueca Martina Navrátilová, que puede presumir de haber ganado el mismo número de veces el circuito de Wimbledon. Sin embargo, este récord fue igualado por el considerado como el mejor tenista de la historia, Roger Federer, el pasado Julio. Este nuevo título, sumando a su extenso palmarés, no sirvió para otra cosa que agrandar aún más la leyenda del tenista suizo, que ya acumula 19 Grand Slam (siendo, hasta la fecha, el tenista masculino que más posee).

¿Quién será el próximo o próxima en romper la estadística? 😉